Mucosectomía Endoscópica.

   

La mucosectomía endoscópica consiste en la resección de porciones de mucosa, tras la inyección previa de líquido en la submucosa para facilitar la extirpación completa con asas de polipectomía especiales y prevenir las complicaciones. Se emplea especialmente para lesiones polipoideas planas, tanto de colon como de estómago, que anteriormente no se podían extirpar por vía endoscópica y era necesario el tratamiento quirúrgico.

 

Con esta técnica se pueden extirpar en bloque lesiones de hasta 20 mm. Actualmente se utiliza una técnica de succión, ya sea empleando capuchas plásticas exclusivamente o mediante la colocación de bandas elásticas.