Divertículo de Zennker

 

Los divertículos son trastornos por una disfunción del músculo cricofaríngeo, apareciendo un falso divertículo en la unión faringo-esofágica, el cual pierde su capacidad de relajación durante la deglución. Debido al aumento de la presión hipogaríngea se produce una herniación de la mucosa y submucosa, produciéndose una fusión de la adventicia y formándose un tabique que separa la luz esofágica de la luz diverticular.

 

Los síntomas principales son la aparición de disfagia (dificultad para tragar), pudiendo alcanzar gran severidad incluso con divertículos de pequeño tamaño. Cuando el divertículo crece también aparecen síntomas como la retención de alimentos, con riesgo de broncoaspiración. En etapas avanzadas puede aparecer incluso desnutrición, por la gran dificultad para la ingesta. 

 

Anteriormente el tratamiento de esta patología era únicamente quirúrgico, pero en la actualidad debido al avance de las técnicas se puede tratar mediante endoscopia digestiva. Así, se disminuye el riesgo que tiene la cirugía y el paciente permanece hospitalizado tan sólo 8 horas, siendo dado de alta con una dieta especial durante unos días. Los síntomas desaparecen desde el primer momento.